© 2011 pacoromero. All rights reserved.


Diseño de una butaca como revisión del proyecto de una chaise-longue, la Flexa, de lineas armónicas y muy suaves en el que sentido de la simplicidad se une con el de la continuidad. La inspiración en las formas de la primera pieza como punto de partida de un ejercicio de reinterpretación y adaptación a las exigencias del concurso convocado por Andreu World. Esta propuesta a dicho concurso obtiene como resultado un contorno que gira y se retuerce para conseguir una figura equilibrada en todas sus proporciones, esta vez rota en su base para introducir el hierro como elemento de fuerza y robustez.

Tanto la respaldo como el asiento están realizados sobre la base de un sistema cantilever, generando dos superficies independientes que confluyen sin llegar a tocarse en la parte baja de la espada. A medida que aumenta el peso sobre ambos elementos, éstos se separan levemente gracias a la flexibilidad de los materiales de construcción untilizados y del acero de los pies. En un movimiento grácil, el usuario queda suspendido sobre ambas piezas  . Las acusadas formas son fruto del estudio del equilibrio asi como de las dimensiones antropométricas para llegar al perfecto balance estético-formal.

Esta pieza de mobiliario interior está concebida para producirse en tres piezas: la base de acero inoxidable; y el respaldo y el asiento realizados en fibra de vidrio para aligerar la estructura y reducir sensiblemente los costes de producción. Las uniones entre las piezas están realizadas mediante tornilleria de hierro que garantice la máxima resitencia y durabilidad.