Comb

Este diseño de una butaca está inspirado en la estética de un peine, un cepillo para el pelo. Sus formas angulosas evocan las puas de este objeto tan cotidiano.

En la fase de diseño se trataron varias líneas como punto de partida. Primeramente, la viabiliadad técnica debía ser absoluta. para ello se trató de simplificar al máximo los componenetes, así como garantizar la resistencia mecánica de los mismos. En segundo lugar, el carácter eco-friendly; para ello la selección de los materiales de construcción y fabricación debían ser respetuosos con el medio ambiente y proceder de productos reciclados o reciclables en un 80% aproximadamente. Y en tercera y última posición, el potencial estético debía ser lo suficientemente alto sin sacrificar ninguna especificación técnica ni propiedad ergonómica.

El resultado de trabajar con estas premisas es la butaca Comb, que está diseñada a partir de la combinación de tres únicos elementos de sencilla fabricación y montaje simplificado.

El elemento principal es la V fabricado a partir de planchas de 15 mm de plastico reciclado. Una mezcla de plásticos con la suficiente resitencia mecánica y de la que se fabrican piezas de mobiliario urbano, contenedores y pavimentos. Esta pieza es fresada de las planchas y queda mecanizada para su ensamblaje en un único proceso.

Como elemento de cohesion y union, unas barras de aluminio y unos casquillos que actúan como separadores entre las piezas de plástico reciclado.